DON PANTALEON Y LAS VISITADORAS PDF

Billed as a Peruvian version of Catch crossed with Dr. Pantoja is chosen to carry out the mission by virtue of being a model soldier, free from vices and without children of his own. From Wikipedia, the free encyclopedia. Written by Marcelo R. At least was a joy for me and I really liked it.

Author:Arabar Nit
Country:Mauritania
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):15 September 2019
Pages:30
PDF File Size:7.14 Mb
ePub File Size:16.49 Mb
ISBN:342-5-31578-364-8
Downloads:39227
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Faulrajas



Inicio: Los superiores de Pantalen lo eligen entre ochenta oficiales ms para una importante misin. El asunto para el que se requiere su servicio es muy delicado; deber trabajar en el mximo secreto, con la mxima discrecin. En la provincia de Iquitos, en la Amazonia, los soldados de las guarniciones viven en malas condiciones; a la dificultad de vivir en plena selva se aade el problema de que no tienen mujeres, y se dedican a perseguir y a violar a las de los poblados de aquella regin.

Hasta tal punto es grave el asunto que se han levantado muchas protestas contra los soldados y el ejrcito. Los generales estn muy preocupados y han ideado una solucin: se crear un servicio de "visitadoras" para desahogo del ejrcito. Y quin mejor para organizarlo y dirigirlo que ese joven discreto, honesto y buen oficial que es el capitn Pantalen Pantoja. A Pantalen no le agrada demasiado la orden de sus superiores; se haba presentado ante ellos esperando algn honroso destino, y va a convertirse en una especie de alcahuete del ejrcito.

Qu le dir a su esposa? Y a su madre? Sus superiores le ordenan que guarde el mximo secreto: no puede decir a nadie lo que va a organizar en Iquitos. Ni siquiera podr vestir su uniforme de capitn; deber llevar ropa civil. Ser un comerciante que se instala en Iquitos por asuntos de negocios. Pantalen Pantoja es un excelente oficial, y obedece a sus superiores sin rechistar.

En cuanto se trasladan a la nueva ciudad, Pantalen pone manos a la obra. Para sorpresa de su mujer y de su madre, sus hbitos cambian. El capitn empieza a salir por las noches y vuelve a 5 casa a altas horas de la madrugada.

Y es que Pantalen Pantoja se toma su trabajo a conciencia. Ya en el primer informe que enva a sus superiores, perfecto en su forma y fondo, hace una minuciosa exposicin de cmo est el ambiente de la prostitucin en la ciudad de Iquitos.

Deber reclutar un nmero determinado de prostitutas, "visitadoras", proporcional al nmero de soldados que necesitarn sus servicios. El capitn Pantoja realiza unos clculos aproximativos, en los que incluye hasta el nmero de coitos semanales ms conveniente para los soldados.

Un individuo llamado Porfirio Wong lo pone en contacto con los ambientes de diversin a los que concurren las prostitutas, y a travs de ese mestizo conoce a Leonor Curinchila, alias Chuchupe, que regenta uno de los locales y que le pone al corriente de los servicios que realizan estas mujeres con todo lujo de detalles, de la duracin ms conveniente de tales servicios y de las tarifas que cobran.

Poco a poco el capitn Pantoja se va convirtiendo en un especialista en la materia. Del mismo modo que siempre ha cumplido con extrema pulcritud todo lo que se le ha ordenado, tambin en esta ocasin dedica todos sus esfuerzos al cumplimiento de la orden recibida. Desarrollo: El "Servicio de Visitadoras" empieza a tomar forma.

Pantalen ha encontrado un local que han limpiado y ordenado y que incluir una enfermera con medicamentos. Sin embargo, su incuestionable acto de servicio se ve empaado por la angustia que al pobre capitn le produce la ntima seguridad de que Pochita y la seora Leonor van a enterarse algn da de la verdad. Lo cierto es que dirige una compaa formada por prostitutas uniformadas, y se siente humillado, avergonzado y dolorido cuando la compaa que ha creado desfila ante sus superiores. Debajo de aquellos uniformes de su ejrcito estn Chuchupe, Wong que lleva el estandarte de alfrez y todas sus pupilas.

Tarde o temprano, piensa Pantalen, su mujer y su madre se enterarn. Y ms an ahora que en los alrededores de Iquitos est el Hermano Francisco, un predicador que anatematiza a todos aquellos que considera pecadores y que ha encandilado a su madre. Ese hombre tiene ya una multitud de seguidores en toda la Amazonia. El servicio especial del capitn Pantoja se perfecciona de tal manera que dispone de un barco y de un avin para el traslado de las visitadoras a las distintas guarniciones.

Su celo ha conseguido un servicio tan extraordinariamente eficaz que la noticia ha corrido por la ciudad de Iquitos y lo han bautizado con el nombre de "Pantilandia". El joven capitn lleva las cuentas al cntimo; el mdico pasa una revisin peridica a las prostitutas para prevenir las posibles enfermedades; y l sigue tan honesto, serio y entero como siempre.

Hasta que aparece la Brasilea, una prostituta recin llegada de Brasil, antigua conocida en los ambientes nocturnos de Iquitos, y el pobre Pantoja se siente irremediablemente atrado hacia ella.

Mientras tanto, los rumores sobre Pantilandia se van extendiendo por todo el departamento de Loreto. No existe un loretano que ignore que un tal Pantalen Pantoja dirige el ms prspero negocio de prostitucin de la regin, pero su mujer, que est esperando un hijo, todava lo ignora, aunque ya ha odo hablar de Pantilandia.

Al mismo tiempo, la secta del Hermano Francisco va captando adeptos en toda la selva. A instancias suyas, en una aldea se ha crucificado a un nio y a un anciano para ahuyentar las lluvias, y tambin a instancias suyas se crucifican animales por toda la Amazonia.

Al no lograr ser partcipe del negocio de Pantalen, el Sinche lo divulga a travs de un programa de radio dando nombres y apellidos: la mujer de Pantalen conoce finalmente la verdad, y abandona al marido llevndose consigo a la hija de ambos.

Imbuido de su deber militar, Pantalen aguanta. Se siente sucio y herido; tiene que pasar revista a las visitadoras y le da la sensacin de que se han transformado en monstruos enormes que avanzan hacia l. Dejando a un lado sus principios se ha enredado con la Brasilea, y no puede vivir sin ella. Mientras tanto, el Hermano Francisco y sus seguidores, que se cuentan a miles, siguen avanzando por la selva. En pocos meses han crucificado a seis personas; el ejrcito, ante estas circunstancias, decide enviar un destacamento para detener y encarcelar al Hermano Francisco.

Uno de los generales, Collazos, propone a Pantalen ampliar el servicio de visitadoras a los suboficiales y oficiales; no le parece justo que la tropa goce de tal privilegio y los oficiales no. El buen Pantalen se pone manos a la obra. En todas las guarniciones no se habla de otra cosa; el servicio de visitadoras es un asunto prioritario, y los dems quedan en un segundo plano. Desenlace: La desgracia, sin embargo, se cierne sobre el capitn y su organizacin. Cierto da, cuando las mujeres viajan en el barco que las lleva a una guarnicin prxima al ro, son raptadas por un grupo de hombres que abusan de ellas.

Cuando los soldados acuden a rescatarlas, la Brasilea muere de un disparo; los secuestradores aprovechan el incidente para clavarla en un rbol y achacar as la culpabilidad a los seguidores del Hermano Francisco. El capitn Pantoja organiza un entierro con honores militares para la Brasilea. Los habitantes de Iquitos y los medios de comunicacin se escandalizan ante el despliegue militar en honor de una prostituta, y las protestas llegan hasta los superiores de Pantalen. Todo el pas acaba conociendo lo ocurrido.

Pero, a nivel oficial, el ejrcito nada tiene que ver con el asunto de las visitadoras: segn sus comunicados, jams han sido militarizadas y jams el ejrcito ha encargado a un oficial semejante servicio; se trata de un asunto civil que nada tiene que ver con ellos.

El capitn Pantalen Pantoja se convierte en el nico responsable del entierro de la Brasilea; los soldados que escoltan el fretro, vestidos con sus uniformes, no hacan ms que cumplir sus rdenes. Y los superiores acusan a Pantoja de haber cubierto de ridculo al ejrcito. Negada su existencia, el servicio de visitadoras queda clausurado, y todo el trabajo y los esfuerzos de Pantalen desaparecen de un plumazo.

Sus superiores le aconsejan que presente una dimisin honrosa, pero Pantalen se niega en redondo: aunque su hoja de servicios se vea afectada, l es un militar y lo seguir siendo mientras viva, por ms que lo destinen como soldado raso al fin del mundo. Y mientras se enva a Pantoja a un lugar perdido en los Andes, el Hermano Francisco muere crucificado a peticin propia, antes de caer en manos de las Fuerzas Armadas; encuentran su cadver casi irreconocible, das despus, en estado de putrefaccin.

Frases nominales y verbales:.

DEBORAH HARKNESS EL DESCUBRIMIENTO DE LAS BRUJAS PDF

XVIDEOS.COM

.

ETHICS FRANKENA PDF

PantaleĆ³n y las visitadoras

.

Related Articles